Número 9

ES BRUNO!

Astreo Bernard – Redacción

(Its Bruno, Dir.: Solvan Naim, EUA, 2019, Netflix, Dur.: 8 episodios)

En algunos de sus periodos la vida puede ser difícil. El día a día nos trae situaciones adversas cuyo origen o resolución puede o no estar bajo nuestro control. A la larga, la acumulación de sentimientos negativos sin trabajar nos puede orillar a la amsiedad e incluso a la depresión. Unas de las mayores dificultades que experimentamos son las relaciones con las personas que nos rodean, ya sean de amistad, de familia, de pareja, o de civismo. 

Todo aquel que ha tenido la oportunidad de tener un perro en su vida y ha compartido con ese perro cariño, compañía, diversión, lealtad, y demás experiencias y sentimientos positivos, sabe que ha encontrado un compañero de vida. Cuando un perrito está en nuestra vida le da un propósito, las actividades compartidas se vuelven significativas y disfrutables y uno experimenta la realidad de manera diferente.

Esa es la historia de Malcolm (Solvan Naim), quien en su perro Bruno (un Puggle mezcla de Pug y Beagle) encontró la alegría para día a día enfrentar con entusiasmo las actividades y adversidades. Desde que Malcolm miró a Bruno a los ojos supo que Bruno había pasado por mucho y tenía una larga historia que contar, por lo que decidió adoptarlo y compartir con él la felicidad que ambos pudieran encontrar juntos.

La historia transcurre en un barrio en Brooklyn en el que podemos ver cómo las condiciones del mundo afectan la experiencia de vida de los vecinos y la relación que hay entre ellos. Toda persona que es feliz desearía que nada en este mundo interfiera y termine la felicidad que se vive. Sin embargo, las adversidades están a la vuelta de la esquina, nos rodean y muchas veces son imperceptibles. O bien, pudiera ser que las adversidades se manifiestan de formas inesperadas. Pudiera ser que la cadena de suministros de la comida favorita de nuestro perro sea interrumpida. Pudiera ser que nuestro perro tenga un rival. Pudiera ser que los demás no valoren a nuestro perro tanto como nosotros. Pudiera ser que los demás si valoren a nuestro perro tanto como nosotros. Pudiera ser que nuestro perro no es admitido en el supermercado. Peor aún, el terror de que nuestro perro sea alejado de nuestro lado.

Crimen, rivalidad, gentrificación, discriminación, abandono institucional. No importa cuál sea la adversidad que se presente Malcolm hará todo lo que esté en su poder para proteger a Bruno y para procurar su bienestar. En esta historia podemos ver el viaje emocional por el que un humano está dispuesto a pasar para poder caminar en compañía de su perro por esta vida.

Esta historia nos invita a cuestionarnos: ¿qué estaríamos dispuestos a hacer para garantizar el bienestar de nuestras mascotas? ¿Hasta dónde seríamos capaces de llegar por tener a nuestro lado a nuestros amigos perros?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s